Carta abierta: madre de integrante de #Dream30 responde al congresista Luis Gutiérrez

Esta semana se dio a conocer la división entre el congresista demócrata Luis Gutiérrez de Illinois y la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes ( National Immigrant Youth Alliance o NIYA), uno de los principales grupos de activistas en favor del DREAM Act liderado por integrantes de Dreamactivist. DREAMActivist.org.

La escisión fue anunciada por Gutiérrez en un lacónico comunicado el lunes: "la oficina de... Gutiérrez no trabajará más con la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes y sus activistas afiliados en DREAMactivist.org".

El motivo inmediato esgrimido por Gutiérrez fue la grabación, supuestamente realizada por NIYA sin su permiso, de su conversación con un grupo de padres de inmigrantes detenidos y parte del #Dream30. Adicionalmente, el congresista acusó al grupo de "manipular" a los jóvenes "soñadores" y sus padres.

Los #Dream30 son el grupo de jóvenes que cruzaron el mes pasado la frontera a través de Laredo, Texas, para presentar una solicitud de asilo politico para permanecer en Estados Unidos, el país al que fueron llevados por sus padres de manera indocumentada siendo menores de edad, y el cual consideran suyo. Aunque la mayoría de ellos han sido liberados en territorio estaodunidense con un proceso de asilo politico en marcha -similar al caso de los #Dream9, el grupo que previamente logró el reingreso legal al país a través de una garita en Arizona por la misma vía jurídica- a otros les ha sido negado el procedimiento: dos han sido deportados y se espera que otros tres lo sean en las próximas horas.

Esta crisis pone en evidencia la distancia entre los jóvenes de Dreamactivist/The NIYA, sin duda el ala más radical del movimiento Dreamer, que trabaja en pos de resultados inmediatos en el area de reunificación familiar echando manos de tácticas de desobediencia civil, y aquellos que consideran que lo prudente esperar por la solución integral a través de una reforma migratoria amplia, muchos de ellos desde Washington D.C.

A la lucha de estos jóvenes se han sumado sus padres y otros miembros de la comunidad, ampliando el alcance generacional de su acción política.

Es en este contexto que María Irene Hernández, madre de uno de los integrantes del #Dream30, Brandol J. Pahuamba, escribió una carta abierta a Gutiérrez, expresando su indignación: Brandol, tiene 20 años y fue liberado junto con otros cuatro chicos el 31 de octubre.

"Siempre fui admiradora de Gutiérrez, ahora estoy decepcionada", me dijo este viernes Hernández en una conversación telefónica al explicar los motivos para escribir esta carta que, dice, representa el sentir de todos los padres involucrados en el movimiento -algunos de los cuales también han sido arrestados en las oficinas de los congresistas. "Nos hemos humillado para un pedirle un apoyo y no lo hemos logrado. Ahora nos dice que hemos invadido sus oficinas".

A continuación reproducimos la carta de Hernández (y su foto) en su totalidad.

mariahernandez

Louisburg, Carolina del Norte. 5 de noviembre de 2013

A quien corresponda:

Mi nombre es María Irene Hernández, madre de uno de los integrantes del #Dream30, Brandol J. Pahuamba. Quiero por este medio expresar todo lo que siento acerca de lo que el congresista Luis Gutiérrez dijo en su comunicado de prensa acerca de nosotros, los padres e hijos de este grupo.
Hace unos días el Congresista Gutiérrez dijo que nosotros estamos siendo manipulados y obligados a hacer todo esto. Para empezar, nosotros los padres no somos ningunos niños para que nos digan lo que tenemos que hacer, y los muchachos tampoco. Esto nos tiene, indignados. Nos a hecho sentir como que nosotros no valemos nada y que no tenemos nuestra propia capacidad para pensar, hablar, pelear, o defender a nuestros hijos.
Yo creo, como madre, que cuando se trata de nuestros hijos, familiares, seres queridos, o la comunidad, somos capaces de todo por salvar a un ser amado. Desgraciadamente los congresistas no lo ven así, ellos piensan que nosotros debemos agachar la cabeza, humillarnos, y nunca pelear por nuestros derechos. Se equivocan. Dios nos dio a todos sus hijos la capacidad para defendernos sin ser "manipulados".
En lo personal, estos organizadores "manipuladores", como el congresista llama a The NIYA y a los Dreamers, han sido un apoyo constante para mí, para todos los padres y para nuestros hijos, y para la comunidad. A pesar de su corta edad saben lo que hacen. Pero, ¿por qué saben? Porque lo han vivido. Una persona así es capaz de mover el mundo.
Gracias a ellos nosotros nos hemos reencontrado con nuestros hijos, cosa que estos políticos deberían de hacer. Ellos andan por doquier promoviendo la reforma. Como dice el refrán, "del dicho al hecho hay mucho trecho", pero estos jóvenes han ido a los hechos. Ellos sí están echando andar la reforma. A estos políticos vergüenza debería darles; dicen que apoyan una reforma migratoria, ¡pero no hacen nada para reunir a las familias!
El congresista Gutiérrez dijo que retirará la ayuda a estos organizadores, pero yo digo, ¿cuál ayuda? A lo único que han ayudado es a deportar a estos dos muchachos, Rocío y Brandon. El Congresista Gutiérrez y sus compañeros en el Congreso saben bien que si apoyan a estos Dreamers, mas Dreamers vendrán y es eso lo que no quieren, la unión de familia. Si por ellos fuera ya nos hubieran deportado a todos. Él prefiere defender a los americanos de raza blanca que a su propia comunidad. Tengo muchísimo todavía que quiero decir, debería escribir un libro porque es mucho; pero tal vez el congresista va a pensar que no puedo escribirlo por ser latina e indocumentada.
Lo que dijo el Sr. Gutiérrez es bajo y vergonzoso viniendo de un congresista. Atacar con palabrerías indirectas a su propia comunidad es lo peor. Nosotros seguiremos luchando por nuestros derechos, ya que a pesar de lo que Gutiérrez diga, tenemos las agallas para enfrentarnos hasta con el más poderoso en la tierra. Dios mismo lo dijo: "sean mansos, no mensos"; "ayúdate que yo te ayudare,'".
Seguiremos adelante, luchando por lo que nos merecemos. No quitaremos el dedo del renglón hasta que nuestros sueños se hagan realidad. No importa quién nos quiera detener, sin lucha no hay batalla ni victoria. Lucharemos por nuestros hijos y por una verdadera reforma justa para todos. Luchando es como se logran los cambios y para eso nadie necesita ser "manipulado". Gracias.

Atentamente,
María I. Hernandez

PHOTO GALLERY
La lucha por el Dream Act
PHOTO GALLERY
Reforma migratoria