Latino Voices

Falsos manifestantes a sueldo: por un puñado de dólares

Parece increíble. O lo es. Pero en la era que vivimos, es posible alquilar una manifestación privada. Con todo: gente que protesta y grita consignas, carteles, fotógrafos, megáfonos…

Es una extensión de un servicio diseñados para aspirantes a famosos, en donde a su vez se alquilan paparazzi inaguantables, escoltas, limusinas con choferes uniformados. Ah, y lo más importante: fans que adoran… al cliente.

¿Vuelve de un viaje? Unos cuántos billetes – qué son unos cuantos billetes para alguien famoso como usted – le compran una delegación que le dará una bienvenida entusiasta en el aeropuerto. El Rolls Royce cuesta aparte. Lo mismo si va de compras, acompañado de su multitud adecuadamente paga.

Jamie Taete, que escribe al respecto en el sitio Vice.com, publica fotos de una de esas manifestaciones – de un par de decenas de personas, en la ciudad de Los Angeles, y una entrevista con el dueño de la empresa Crowds on Demand (Multitudes por demanda), fundada en octubre de 2012, Adam Swart.

Se trataba de una manifestación, supuestamente, en favor de una sociedad de beneficiencia que trabaja en pro de personas con enfermedades mentales. Son 20 personas (así lo estipula el contrato), pero pueden contratar centenares. Swart afirma que estos grupos reciben un descuento, porque son organizaciones sin fines de lucro.

Los manifestantes reciben 15 dólares por hora, nada malo si se considera el deplorable desempleo en California.

¿El precio a los clientes?

“Normalmente te costaría un par de miles de dólares, pero en este caso, menos”.

falsaprotesta

¿Y si uno quiere ser famoso? ¿Y que lo paseen por, como dice Swart, el Strip de Las Vegas o el boulevard Hollywod en la ciudad homónima?

“Unos cuantos miles… le proporcionan un par de fotógrafos, cinco o seis fanáticos y dos guardias de seguridad”. Lo suficiente para atraer atención.

La manifestación por los enfermos mentales es de una organización real, Purge Day, dedicada a “sacar (purgar) la enfermedad mental de las sombras… limpiarse de todo pensamiento negativo respecto a la salud mental”…

Al día de escribirse esto, 303,637 personas “se hicieron la purga”. Esto consiste en cuatro etapas: 1. Mostrar en su ventana un “conejito positivo”, que convenientemente se pueda comprar en el mismo sitio por $19.99 más gastos de envío; 2. “purgar” o desahogarse dentro de la propia casa o espacio; 3. Escribir una nota de suicidio, y 4. “atacar”: tirar los pensamientos negativos a la basura o bien quemarlos.

Quien no crea lo que aquí se describe, lo puede comprobar en su sitio de internet.
¿Y las protestas falsas? Las puede comprar en las flamantes oficinas de 10880 Wilshire Boulevard, o más fácil, directamente escribiendo… bueno, los detalles están en el sitio de internet crowdsondemand.com.

En cuanto a Swart, según afirma su biografía, es un ex reportero de AOL Patch y exorganizador de campañas políticas.