HUFFINGTON POST

Tom Perkins: 'un dólar, un voto'

He aquí una idea novel: que se cambien las leyes del derecho al voto en Estados Unidos, para que en lugar de "una persona, un voto", la matemática sea "un dólar (en pago de impuestos), un voto". Es decir, que los millonarios podrían contar con, bueno, millones de votos para las elecciones presidenciales, del Congreso, enmiendas constitucionales, leyes nacionales, locales, estatales...

No es un chiste, y quien promueve agresivamente la idea es Tom Perkins, quien aclara que el derecho al voto sería privativo a quienes pagan impuestos. Esta fue su respuesta cuando se le pidió nombrar "una idea que cambie el mundo" durante un discurso en San Francisco.

"Este es el Sistema Tom Perkins", dijo Tom Perkins. "Uno no vota a menos que pague un dólar de impuestos... debe ser como en una corporación. Usted paga un millón de dólares de impuestos y tiene un millón de votos, ¿qué tal?"

Y como dice CNN, si la afirmación causó furor, controversia y también risa, fue porque su autor así lo quiso. "Quise decir una barbaridad y lo hice", afirmó.

Perkins es el socio fundador de Kleiner Perkins Caufield & Byer, una empresa de inversiones que, rápidamente, rechazó las declaraciones del empresario.

Claro que quizás tenga una idea equivocada en cuanto a la carga impositiva. Las leyes de Estados Unidos son particularmente benignas con quienes más tienen - ya que, según algunos sectores se trata de "creadores de empleos" - y los pobres, según las estadísticas del Institute on Taxation and Economic Policy, pagan una porción mayor de sus ingresos en impuestos que los ricos, dice el Huffington Post.

No es la primera vez que lo hace. El mes pasado, este inversionista de 82 años, en una carta publicada por el Wall Street Journal, comparó a los progresistas con los nazis. Y a la "persecución" de éstos contra "el 1 por ciento" más rico del país a la de los judíos bajo Hitler.

"Desde el Movimiento Occupy hasta la demonización de los ricos que se encuentra en cada palabra de nuestro diario local el San Francisco Chronicle, percibe un crecimiento de la ola de odio contra el 1 por ciento exitoso", escribió Perkins.

Su carta provocó protestas y críticas, por supuesto, y Perkins fue entrevistado por Bloomberg TV, donde dijo que lamentaba haber usado el término Kristallnacht - la noche de Cristal, el ataque y matanza de judíos en Alemania en 1938, aunque insistió en la validez de sus comentarios y protestas contra el "radicalismo antiricos".

"Estamos bajo ataque", dijo Perkins refiriéndose a los ricos, "y comenzamos a ser blanco de la lucha de clases".

Según un análisis de Lex Haris para CNN Money, Perkins debería tomar en cuenta que bajo Obama los ingresos de los más ricos han crecido en 31 por ciento entre 2009 y 2012, mientras que los del resto 99 por ciento subieron en 0.4 por ciento y que la bolsa de Wall Street duplicó su valor desde 2009, beneficiando especialmente a los ricos.

En un editorial, cuenta el Huffington Post, el Wall Street Journal apoyó el punto de vista de Perkins, diciendo que la intolerancia de "los liberales" contra los ricos limita con lo peligroso.

Sam Zell, otro inversionista especulativo, que hace unos años compró el Chicago Tribune y el Los Angeles Times y los llevó a la bancarrota, defendió en entrevista el uso del nazismo por Perkins y afirmó que "el uno por ciento debe ser emulado y no envidiado".

HuffPost

BEFORE YOU GO

CONVERSATIONS