Yo también soy 'Una Mujer sin Hacer'

Muchas de las historias que realizo como reportera de un programa noticioso llegan a mi a través de Facebook y así encontré a Anays Blanco, una fotógrafa que está trabajando en un proyecto llamado, que no tienen ninguna cirugía en el cuerpo y que se atreven a posar en ropa íntima para su lente.
|
This post was published on the now-closed HuffPost Contributor platform. Contributors control their own work and posted freely to our site. If you need to flag this entry as abusive, send us an email.

Muchas de las historias que realizo como reportera de un programa noticioso llegan a mi a través de Facebook y así encontré a Anays Blanco, una fotógrafa que está trabajando en un proyecto llamado "Mujeres sin hacer" dedicado a las mujeres que pasan de los 40, que no tienen ninguna cirugía en el cuerpo y que se atreven a posar en ropa íntima para su lente.

La idea me pareció maravillosa y de inmediato quise participar en él no sólo dándolo a conocer...sino posando para la cámara de Blanco. Soy una fanática de tomarme fotos, me encanta capturar los mejores instantes de mi vida y compartirlos con el mundo a través de Facebook como una especie de catarsis a un ego malentendido. Nunca había posado de esa forma....y la experiencia me resultó liberadora. Yo, que nunca me pongo un bikini porque me sobran libras alrededor de la cintura y el vientre me sentí muy feliz posando en lencería y mostrándome tal cual soy, sin ocultar que ya no tengo un vientre plano y que la lozanía de mi juventud se quedó en algún rincón de la memoria.

diana montano

"Por eso quise hacer este proyecto. Mira, tu estás delgada y sientes complejos de usar un bikini. Es que las mujeres exigimos demasiado de nosotras mismas...a ver, dime de un varón preocupado por esconder su pancita" me decía la fotógrafa mientras me indicaba como acurrucarme entre las almohadas o como levantar las piernas.

A mi me preocupaba un poco lo que dirían mis amigos al ver las fotos, especialmente porque siempre he sido muy conservadora a la hora de vestir y porque no quería que las imágenes se mal interpretaran. Afortunadamente la respuesta a las fotografías en el blog de Anays y que luego compartí fue muy positiva. Prácticamente todos me dijeron no sólo que me veía bien, sino que que bueno que yo daba el ejemplo y animaba a tantas mujeres a aceptarse como son....con estrías, con cicatrices, con libras de más o de menos, con las huellas del paso del tiempo.

Sólo a dos personas a las que quiero mucho no les gustó la idea de verme posando en lencería. "Puedes perder tu credibilidad periodística y arruinar tu imagen" y aunque esa posibilidad pasó por mi cabeza, creo que ni mi credibilidad ni mi decencia la dictan una sesión de fotos. La gente que me quiere y cree en mi, sabe quien soy y a los demás...no los conozco.

La realidad es que después de cubrir tantas historias de mujeres jóvenes y bellas muertas por someterse al bisturí, me pareció que debía poner mi granito de arena y enviar un mensaje tácito. De hecho, la madre de una de esas mujeres cuya historia comenté alguna vez en este blog, me envió un mensaje diciéndome que tal vez, si su hija se hubiera conformado con como se veía....no estaría muerta....y me daba las gracias por dar el ejemplo. El mensaje me dejó con lágrimas en los ojos porque era la confirmación de que había hecho lo correcto.

Si me preguntan, le diría a cada mujer que le pidan a otra que les tome una foto en ropa íntima, no para un blog ni para Facebook sino como una experiencia personal de la verdadera libertad, aquella que te da la posibilidad de aceptarte tal cual eres....de hacer, mostrar y vivir porque quieres, porque puedes y porque te da la gana.

Andy Quezada

Belleza natural: Mujeres sin maquillaje

Before You Go

Popular in the Community