Una campaña no partidista y educativa para crear conciencia durante varios años. El objetivo de la iniciativa es educar y empoderar a millones de residentes permanentes elegibles para convertirse en nuevos ciudadanos americanos al llevar a cabo el proceso de ciudadanía.
Si tan sólo Boehner hiciera lo mismo con la reforma migratoria que bloqueó desde 2013, cuando el Senado le envió un proyecto con una larga y tortuosa vía a la ciudadanía. Pero Boehner, amedentrado por la facción extremista y antiinmigrante republicana, saltó de excusa en excusa.
¿Será la visita del Papa Francisco un bálsamo contra la retórica antiinmigrante e hiriente de Trump? Muchos esperan que así sea.