Latino Voices

Cómo establecer nuevas tradiciones familiares (ENTREVISTA)

No existen reglas establecidas sobre cómo criar una familia, pero aún así, a todos los que son padres siempre les vendrá bien un poco de ayuda. Cuando Mary B. Seger se enteró de que iba a convertirse en abuela a sus 52 años, se propuso escribir un manual para darle una mano a su hija. Así surgió ‘The Parent Guidebook’, un libro que ofrece consejos sobre la alimentación de los niños y los padres, sobre ‘potty training’, e incluso sobre los beneficios de comenzar nuevas tradiciones familiares. Sobre este último tema HuffPost Voces conversó con la autora que, además de ser madre, abuela y enfermera certificada, se ha dedicado durante años a brindar asesoría sobre estrategias de crianza.

“Puede resultar muy complicado dejar atrás las tradiciones familiares, ya sea que las hayamos disfrutado o no”, señala Seger. “Son hábitos profundamente arraigados en el subconsciente. Y puede haber presión social para que continúen así”. Pero aunque respetemos las tradiciones de nuestra familia, es probable que al formar nuestro propio hogar no deseemos celebrarlas de igual manera con nuestros hijos.

“Sugiero que primero te sientes contigo misma, luego con tu pareja, y consideren qué tradiciones quieren mantener, cuáles quieren dejar atrás, y qué tipo de eventos quieren celebrar”, señala Seger. Y es que es importante que mamá y papá creen nuevas y únicas tradiciones familiares con sus niños.

“Creo que es muy importante que lo hagan así y puede ser muy divertido”, dice la experta. “Yo me casé, mi hija regresó a la ciudad, y dio a luz a mi nieta. Ha sido interesante desarrollar tradiciones en nuestra nueva vida juntas. Esto requirió que nos sentáramos juntas a discutir qué tipo de tradiciones queríamos integrar a nuestro día a día y cómo queríamos celebrar las fiestas. Algunas las hemos disfrutado y de otras hemos dicho ‘nunca volvamos a hacer eso’”.

Como mujer adulta, con tu propia familia, puedes tener el control de lo que pasa en tu hogar. Si tu mamá solía decorar calabazas en Halloween pero a ti nunca te gustó hacerlo, no tienes que continuar con el legado. En cambio, aquello que verdaderamente disfrutes, que te inspire y que quieras compartir con tus hijos, no lo dejes arrumbado en el pasado.

“Mi hija y yo tenemos la tradición de hornear galletas en Navidad”, nos cuenta Seger. “Tenemos una larga historia de reposteros y una familia con un paladar muy dulce. Mi esposo y amigos también disfrutan mucho de esta tradición. Deseamos poder heredarle este amor por la repostería a mi nieta”.

Y es maravilloso que los abuelos se integren con tanto amor a este mundo de las tradiciones familiares. Que quieran compartir sus gustos y pasiones con los nietos. “Mi esposo y yo sentimos un gran amor por la música y la naturaleza. Queremos que nuestra nieta tenga ya la edad suficiente para poder llevarla a esquiar y para ir a conciertos. La hemos llevado con nosotros a hacer caminatas e iremos a hacer kayak en los próximos meses”, agrega Seger emocionada.

¿Pero qué pasa con las tradiciones populares que no quieres adoptar? Es cierto que la mayoría de los niños esperan que aparezca el Hada de los Dientes, ¿pero qué hacer si este personaje no visita tu casa? ¿Cómo explicarles a tus hijos sin que se sientan decepcionados?

“Los niños tienden a creer que lo que pasa en su familia es ‘normal’”, explica Seger. “Piensa en cómo reaccionas, como adulto, cuando escuchas las tradiciones de otros, que son distintas a las tuyas. Tus costumbres y tradiciones te fueron enseñadas cuando eras niño, y cualquier cosa diferente no te parecía ‘normal’. Como padre puedes decidir qué heredar a tus hijos, y ellos lo considerarán normal. Conforme crezcan, es posible que reclamen el no recibir regalos excesivos en las fiestas, si esto es lo que tú decides. Permanecer firme, indicando que esto es lo que tu familia hace, es lo único que puedes hacer. Puedes elegir no celebrar las tradiciones populares”.

Pero las costumbres y tradiciones familiares no se limitan a las grandes fiestas. No todo tiene que ver con Santa Claus, el Conejo de Pascuas y Halloween. Existen también tradiciones diarias o semanales, que te ayudan a criar a tus hijos y a definir un estilo de vida saludable para todos los que viven en tu hogar.

“Esto une a la familia”, asegura Seger. “Hacer una comida juntos todos los días reduce los desórdenes alimenticios en las niñas, el abuso del alcohol en ambos sexos, y promueve la alimentación sana hacia la adultez. Las tareas diarias enseñan responsabilidad a los niños. Enseñarles modales desde pequeños hace que los niños sean socialmente aceptados. Las actividades divertidas conectan a la familia”.

Y es que hay que entender que lo que sucede en casa, define en gran medida el futuro de nuestros hijos. Es ahí en donde los pequeños se forman una identidad y valores. Ellos absorben lo bueno y lo malo de sus padres. Absorben el amor que se les da e imitan los ejemplos que les damos.

“El elemento clave para criar niños es pasar tiempo con ellos”, señala M.B. Seger. “A medida que crecen, sus recuerdos no serán los regalos que hayan recibido, sino el tiempo y sentimientos vividos con sus seres queridos”.

Y como Seger es una abuela, nos atrevimos a preguntarle sobre otro tema que nos parece crucial. Los niños adoran a los abuelos porque muchas veces ellos les permiten hacer cosas que mamá y papá no, así que existe la posibilidad de que un pequeñito se acerque a su abuelita a preguntarle por qué a su casa no llegan los Reyes Magos. ¿Cómo explicarle al nieto que lo que hace mamá está bien?

“Creo que muchos de nosotros esperamos que nuestros hijos crezcan para convertirse en nuestros clones. En la mayoría de los casos esto no sucede. Antes de pretender que esto también suceda con tus nietos, sugiero que te tomes un tiempo contigo mismo para reconocer a tus hijos como adultos. Ellos experimentan la vida de modo muy distinto a como tú lo hiciste. Harán las cosas de manera distinta a ti y eso está bien. Es difícil de aceptar, pero está bien. También tienes que considerar las tradiciones del padre. Ahora piensa en lo que sí puedes compartir con tus nietos. Enfócate en lo que es importante para ti, y honra las decisiones de su mamá y sus propias tradiciones familiares”.

Como abuela no te corresponde confrontar las decisiones de los papás. Naturalmente tienes derecho a opinar y a saber, pero siempre debes ser cuidadosa. “Cuando tus nietos pregunten sobre algunas tradiciones, convierte la charla en un relato y cuéntales cómo fuiste criada y cómo fue criada su mamá o su papá. Puedes hablar con tu hija o tu yerno y preguntar por qué no siguen las tradiciones que tú valoras. Un mejor acercamiento con la mamá de tus nietos sería: ‘Cuéntame sobre las tradiciones que quieres transmitirle a tus hijos’”, explica Seger.

“Respeta a tus hijos en sus decisiones. Te han dado el precioso regalo de tener nietos. ¡Diviértete y disfruta con ellos!”, concluye la orgullosa abuela.

MIRA MÁS CONSEJOS PARA DISFRUTAR A TU FAMILIA Y EDUCAR A TUS HIJOS:

Niños imitan a sus papás