LATINO VOICES

Trump y Walker quieren el muro en la frontera mexicana

La palabra "muro" la repite incansablemente en una misma declaración, y es que Trump intenta dejar bien claro cómo será ese "gran muro" en la frontera con México.

Conociendo sus gustos, asumimos que la puerta del muro --a través de la cual ingresarán los inmigrantes legales-- será dorada, barroca y quién sabe si hasta con oro, copiando la opulencia de la Trump Tower en Nueva York.

En estos momentos, el millonario sigue al frente de las encuestas entre los precandidatos por el Partido Republicano. El gobernador de Wisconsin Scott Walker también se ha ubicado entre los cuatro primeros lugares de popularidad de los sondeos y con posturas muy similares a la de Trump en relación al tema migratorio.

Este fin de semana, Trump aseguró en la Feria Estatal de Iowa:

“Ustedes me van a amar en términos de inmigración y de la inmigración ilegal [sic]. Estamos construyendo un muro. Nadie va a pasar a través de mi muro. Trump construye muros. Yo construyo muros. Nosotros estamos construyendo un muro que va a ser muy fuerte. Va a ser muy sólido, va a ser patrullado”, dijo entre los aplausos de sus simpatizantes en esa zona rural del Medio Oeste de la nación.

Y habló de cómo será la entrada para los inmigrantes que vengan a EE. UU. de forma legal:

“Vamos a tener una puerta muy grande para las personas que llegan aquí legalmente. Vamos a tener una puerta hermosa y grande para la gente que viene legal”, así describió su proyecto.

El millonario insiste, que hasta el momento, nunca ha tenido ningún tropiezo político.

“Cada vez que alguien dice que yo he cometido un error, ellos hacen que mis números suban en las encuestas […] Yo no pienso que he cometido errores. Estoy seguro que lo haré en algún momento, pero hasta ahora puedo decir que no se ha trabajado nada mal, ¿verdad?”, enfatizó el magnate de bienes raíces.

Donald Trump ha criticado severamente la política migratoria del presidente Barack Obama y la actual campaña de la precandidata demócrata Hillary Clinton, a quien califica como la peor secretaria de Estado que ha tenido el país.

El gobernador republicano de Wisconsin, Scott Walker, mantiene una postura similar en el asunto migratorio. Ha ido de moderadas declaraciones en cuanto a la inmigración indocumentada a una posición más severa, muy parecida a la de Trump.

“A principios de este año, estaba en “Fox News Sunday” y expuse lo que pienso que debe ser, y que esencialmente es una mayor protección en la frontera, que significa construir un muro, nosotros tenemos la tecnología y el personal”, destacó el precandidato.

A principios de este año, Walker admitió que sí cambió su postura con respecto a que los inmigrantes indocumentados tengan una vía para obtener la ciudadanía estadounidense.

En el 2013, Walker abogaba por una política enfocada en “una manera sana de que la gente pueda entrar al país” más que la seguridad fronteriza o la construcción de un muro.

“Ustedes han escuchado a muchas personas hablar de la seguridad en la frontera, del muro y de todo eso”, decía en aquel momento. “Para mí, yo no sé si nosotros necesitamos eso, si realmente tienes una forma mejor y más sana de que los inmigrantes vengan a este país”.

El ala extrema del Partido Republicano critica las políticas migratorias de Barack Obama y precandidatos como Trump y Walker aseguran que rescindirán las órdenes ejecutivas del presidente sobre inmigración y deportación de inmigrantes en Estados Unidos.

HuffPost

BEFORE YOU GO

PHOTO GALLERY
Feria de Iowa